Superposición de Misterios

Por Leandro Edelstein, Periodista y Productor Audiovisual. (Blog Infobae).

Paula Otegui es pintora. Desde mediados de los noventa expone en el circuito de arte contemporáneo. Su trabajo es una selva desbordada de mundos, personajes, animales y colores. Dentro de sus obras, cada escena y cada elemento pelea por captar tu atención.

Renacida: 200 x 130 cm, Acrílico sobre Tela, 2014
Renacida: 200 x 130 cm, Acrílico sobre Tela, 2014

¿Qué significa ser o trabajar de artista?

Decir que trabajo de artista me suena raro, en tal caso prefiero decir que soy artista. Para mi tiene que ver con el acto de hacer. El arte es el lugar donde todo puede ser posible, donde cada uno puede devenir en lo que uno quiere: formas, colores, pensar, teorizar. Es como si quisiera ser arquitecta por una semana, o diseñadora, otra escritora, tatuadora, ser vaga o bohemia. Puedo ser todo lo que quiera, por el tiempo que quiera.

¿De qué se trata tu obra?

Pienso en la acumulación de elementos, redes, sistemas, fragmentos. También pensaría en las relaciones humanas, que siempre están presentes. La idea es que aparecen muchas obras y tiempos diferentes. Para eso armo estos sistemas, que son unidades para organizar o desorganizar. Es pensar qué orden le quiero dar a estos elementos y a estos otros.

¿Cómo es tu proceso de trabajo?

Primero boceto ideas, que no tienen que ver con el detalle sino más bien son cosas sueltas, como formatos o colores, y más que nada escribo. Después, hacia dónde va cada cuadro siempre es un misterio. Parte del proceso de mi trabajo tiene que ver con que se dé esa situación. Un color me lleva a otro, una trama o una idea me van llevando. Es como un rompecabezas que se va construyendo.

¿Cuán importante es el detalle?

La minuciosidad me pesa bastante, me gustaría poder trabajar y producir las ideas mucho más rápido. En general la cabeza va más rápido de lo que uno llega a hacer, y en ese sentido sí me molesta ser detallista. Pero, por otro lado, disfruto que la experiencia con la obra se vuelva algo mística, al estar sumergida por muchos días en un mundo diferente.

¿Tenes referentes dentro del mundo del arte?

Para mí fue muy inspirador El Bosco, por esta idea de acumular sistemas. Igual hoy pensar en la composición es un poco raro, porque busco cada vez más descomponer que armar.

¿Existen temas que te interesa comunicar?

El arte siempre comunica, pero no me gusta pensar que mi trabajo tenga una idea o un mensaje cerrado. Sí me gusta pensar que quien mira una obra pueda sentirse modificado por esa experiencia. Eso busco yo cuando veo una película o escucho música. Querría que los que ven mis obras se sientan modificados.

¿Qué te dicen de tu obra?

En general me dicen que les gusta seguir un recorrido visual, o meterse dentro de la obra y ser parte. Me atraen esos laberintos o posibilidades de "caminar" la obra. Además siempre son diferentes las lecturas de los que miran en relación a mi análisis, cuando pensé la obra. Me gusta esa idea de superposición de sentires, que nunca son los mismos para todos.